Saltar al contenido

Venture Capital: alternativa de financiación empresarial

OCH Blog Venture Capital: alternativa de financiación empresarial

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

Uno de los dilemas más grandes para los emprendedores en Colombia y en el mundo es determinar a qué medio de financiación acudir para apalancar el desarrollo de su proyecto empresarial, el Venture Capital se constituye en una alternativa interesante para lograr estos objetivos.

Autor: Juan Pablo Calle – Abogado Junior – email: [email protected]

La financiación de un proyecto empresarial es un tema complejo que plantea muchos desafíos para quien ha desarrollado una idea de negocio, a veces es necesario hacer algunos sacrificios en busca de obtener el capital necesario para dar el siguiente paso en un negocio o incluso, en muchas ocasiones, constantemente se cierran puertas en virtud del tamaño o proyección de un emprendimiento.

 

Además, es de suma importancia entender y detectar en que etapa de desarrollo se encuentra un proyecto empresarial, no se puede pensar, en principio, en que serán equivalentes los métodos de financiación de un emprendimiento que está dando sus primero pasos a proyectar su idea de negocio, frente a un emprendimiento que ya se encuentra en una etapa de maduración donde lo que necesita es un apoyo adicional para generar un cambio que le permita sobresalir en el mercado y evitar el estancamiento de su negocio.

 

El Venture Capital es un método de financiación que se ha venido teniendo un impacto considerable de manera reciente en Colombia y en Latinoamérica, este método de financiación consiste en la adquisición de capital accionario de una compañía que resta dando sus primero pasos, esto es, compañías pequeñas y medianas, pymes para llevarlo al ámbito nacional o startups como se les suele llamar, y que tienen una proyección de alto nivel de crecimiento y de impacto en el futuro. La característica principal de esta inversión radica en el riesgo que acarrea, pues como se puede ver son compañías muy recientes y la participación es en Private Equity, es decir, en acciones que no se encuentra en circulación en un Mercado Público de Valores.

 

Este método ha venido teniendo un impacto considerable en Colombia más o menos desde el año 2016, para ilustrar se toman algunos datos recolectados por Innpulsa relativos a las inversiones de Venture Capital:

“En Colombia, las startups recibieron en 2017 una inversión inicial de más de COP$270 mil millones -al cambio actual suponen cerca de US$95 millones-, de acuerdo con iNNpulsor, una iniciativa de Innpulsa que se encarga de realizar estudios para el diagnóstico inversionista en el país.

 

De esa “torta” de la inversión privada, los fondos de Venture Capital se llevan el pedazo más grande: US$74.7 millones o el 79.43%. Lejos están los ángeles inversionistas (10.90%), Corporate Investment (5.75%), Family Offices (1.74%), aceleradoras (1.50%) y Company Builders (0.68%). Esta “torta” no incluye los créditos del sector financiero.

 

Otros datos relevantes giran en torno al origen de los inversores: de los 151 identificados, el 72% son colombianos mientras que el restante 28% son extranjeros. Al identificar las ciudades de donde provienen, Bogotá y Medellín lideran con 39.74% y 22.52%, respectivamente.

 

Pero uno de los datos más llamativos está en el monto ya que los inversores extranjeros (42) son muchos menos que los locales (109) pero invirtieron más en 2017: US$72.990.000 frente a US$21.640.800. Esto da cuenta del protagonismo en el último tiempo de fondos extranjeros como Adressen Horowitz, Sequoia Capital, Axon Partners Group, Rise Capital y Mountain Nazca, entre otros, que han puesto su dinero en startups colombianas.

 

Por otro lado, iNNpulsa destaca que de las 134 startups que recibieron inversión el año pasado, tan solo 11 de ellas recibieron el 86% de la inversión, es decir, US$81.480.900.”1

 

Esto abre un panorama interesante sobre la proyección de este tipo de inversiones y financiación para emprendedores que podría consolidarse como una alternativa de crecimiento de ideas de negocio novedosas y con una alta probabilidad de éxito.

 

Ahora bien, ¿Qué ventajas, desventajas, riesgos y amenazas plantea este tipo de financiación para el emprendedor colombiano? y, ¿Qué tan viable se presenta este modelo para el modelo empresarial colombiano actual?

 

  1. Una ventaja esencial es la posibilidad de financiarse con particulares del sector privado, es muy común y a veces la regla general que las entidades financieras cierren las puertas a lose emprendedores por no encontrarse en capacidad de presentar unos flujos de caja positivos o satisfactorios que superen los exámenes de viabilidad crediticios desarrollados por estas entidades, esto por ser compañías nacientes, pero que necesitan el capital para lograrlo.

 

  1. Con este tipo de financiación puede acudirse a inversionistas con mayor músculo financiero y presentarse a una mayor cantidad de estos a través de Fondos de Capital Riesgo, generando otra alternativa a la opción clásica de acudir a la familia, amigos o accionistas pues estos en muchas ocasiones no cuentan con el flujo de caja suficiente para hacer este tipo de aportes o préstamos.

 

  1. En Colombia la gran mayoría de empresas son pequeñas y medianas, empresas familiares bajo el vehículo societario de Sociedades por Acciones Simplificada que, a pesar de la regulación reciente del año 2020 y proyectos de Ley que hoy buscan extender su aplicación, no se encuentra autorizadas para emitir su acciones en bolsa, haciendo imposible la financiación a través de Public Equity y abriendo paso al Private Equity como una alternativa apropiada.

 

  1. La participación en Private Equity permite no solo busca obtener las utilidades anuales del negocio, sino también obtener beneficios en una IPO (Initial Public Offering) futura en el Mercado Público de Valores (de ser posible) y continuar con su compra y venta a través de los títulos de los que se es titular; también podría pensar en operaciones de M&A para adquirir la compañía.

 

A pesar de lo anterior, el emprendedor se encuentra frente a una decisión difícil, las inversiones en Private Equity implican necesariamente una cesión de participación en la compañía objeto de la inversión, por lo que no sería extraño que el inversionista buscando equilibrar el riesgo de su inversión se enfoque en buscar una participación considerable o a pesar de no ser muy considerable desde la perspectiva del capital, se torna considerables desde un punto de vista social de la compañía, como se mencionó, muchas de estas S.A.S. son familiares y para nadie es fácil dejar entrar a un extraño a su negocio y que pueda tener influencia en las decisiones del mismo, mucho menos encontrarse en la necesidad de ceder control sobre su idea soñada.

 

La inversión en Venture Capital también podría entrañar un gran riesgo para el emprendedor, el hecho de que un inversionista cuente con un buen músculo financiero no se traduce necesariamente en que comprende a cabalidad el negocio y se interesa en un desarrollo del mismo más allá de una utilidad en su inversión, en muchos casos las grandes marcas se deben a la identidad que construyen y como su creador refleja sus ideas a través de su compañía, puede que un inversionista no entienda o no se sienta identificado con una filosofía de negocio determinada llevando a conflictos societarios entre accionistas o accionistas y administradores, que podrían llevar al fracaso del emprendimiento. Esto genera una gran contradicción fundamental porque el Venture Capital se enfoca en “Startups”, pero estas en su surgimiento quieren apegarse a su filosofía inicial y no ceder el control a accionistas que podrían afectar la identidad de la idea de negocio.

 

A su vez, la sensación de desconfianza mutua entre desconocidos puede llevar a generar mayores costos de transacción, la necesidad de crear órganos adicionales de supervisión y vigilancia como revisorías ficales, juntas directivas, comités de auditoría, entre otros, podría generar desgaste en tiempo y en dinero que afectaría el éxito empresarial del negocio.

 

Es necesario fijar especial atención entonces en los medios para proteger a los accionistas fundadores y a sus inversionistas, unos buscando que no se diluyan sus participaciones a través de capitalizaciones futuras debido al músculo financiero con el que cuentan inversores externos, evitando tomas hostiles de control de la compañía, y los otros buscar la forma de tener una participación real en el día a día de la compañía con la finalidad de que sus intereses económicos no se vean afectados por las malas decisiones o las malas intenciones de los demás accionistas. Piénsese en la fijación de juntas directiva con miembros favorables a todos los grupos de accionistas, crear acciones especiales que permitan ejercer un derecho de voto influyente, acuerdos de accionistas sobre las condiciones de voto o la forma de regular las capitalizaciones de la compañía, entre otros.

 

Otro riesgo es la tasación de un negocio, es muy difícil valorar una Startup con una buena idea pero que, por su naturaleza, no arroja unos flujos de caja positivos iniciales, de allí que es complejo que un emprendedor se sienta satisfecho con la inversión de cara a la participación en el capital exigida por el inversionista, podría pensarse en un impacto interesante del Venture Capital en compañías más maduras que le den más herramientas al emprendedor para conocer su valor real y por qué no pensar en una operación de adquisición de su compañía.

 

Colombia cuenta con un ambiente interesante para el desarrollo de este tipo de inversiones, sin embargo, con los años deberá generarse un cambio de filosofía en el emprendedor colombiano que le permita ceder un poco en el control de sus ideas a cambio de un beneficio económico considerable (buscando incluso que sea perpetuo) que le permita apalancar otras ideas y seguir impulsando el comercio colombiano.

 

Fuente:

https://www.colombiafintech.co/novedades/financiacion-privada-a-startups-colombianas-en-2017

Contacta al Experto

Juan Camilo Franco

Juan Camilo Franco

Partner Legal Services - e-mail: [email protected] - Oficina: +57 6042666474 - Cel: +57 3007080666

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Expertos asociados

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Publicaciones recientes

OCH-Mauricio-Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público – Abogado – Partner

OCH-Camilo-Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit

OCH-Camilo-Franco

Juan Camilo Franco

Partner Legal Services

OCH-Daniel-Diosa

Daniel Diosa

Abogado Senior Legal & Tax

OCH-Elkin-Salazar

Elkin Salazar

Partner Finance & Transactions

OCH-Farley-Zuluaga

Farley Zuluaga

Partner Risk & Technology

OCH Foto Perfil Juan Pablo Calle

Juan Pablo Calle

Abogado Junior Legal Services