Saltar al contenido

Valoración de empresas como uno de los objetivos del dictamen pericial

Valoración de empresas como uno de los objetivos del dictamen pericial

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

Existen diversos objetivos para llevar a cabo una valoración de empresas, los cuales pueden cumplirse a través de la elaboración de un dictamen pericial a través de un perito o experto.

La valoración de empresas puede realizarse por medio de una prueba o dictamen pericial para cumplir así con los diferentes objetivos para lo cual se requiere, tales como:

 

  1. Conocer el valor de la empresa por parte de los accionistas, socios o dueños de la misma,
  2. Obtener el valor de las acciones o cuotas, a fin de realizar procesos de reorganización empresarial,

iii.  Hallar el precio por el cual debería venderse la empresa o las acciones o cuotas de la sociedad propietaria de la misma,

  1. Negociar acciones o cuotas, entre los accionistas o socios de una sociedad que desarrolla una determinada empresa, y
  2. Evidenciar el potencial de generación de valor o de caja de la empresa, a fin de obtener fuentes de financiación con menores tasas y mayores plazos, entre otros objetivos según las necesidades de los sujetos en el mercado.

 

En el ámbito jurídico, contable y tributario, puede llegar a tener incidencias importantes la valoración de una empresa; ciencia o arte que tiene un sinfín de utilidades prácticas; la doctrina ha expresado sobre la prestancia de la valoración de empresas, que:

 

“Esto tiene importancia para venta de la sociedad, venta de las acciones, fijación de la prima en colocación de acciones, ingreso de nuevos accionistas, colocación de acciones en mercados internacionales directamente o por medio de ADR, consecución de préstamos, calificación de riesgos, procesos de fusión y escisión en cuanto a los términos del intercambio de acciones, determinación de la prima de control, exigencias de la Superintendencia que vigile la sociedad, y otros.” (Planeación tributaria y organización empresarial, Armando Parra Benitez, pág.497).

 

La valoración de empresas puede tener diversas orientaciones, tanto de índole comercial como de índole administrativo, que a su vez han definido los expertos:

 

–     “En primer lugar, es un proceso básico para el diseño de estrategias organizacionales. Además de su respectiva aplicación tal como se verá en un próximo libro que contiene el tema de decisiones estratégicas, como es el caso de las reestructuraciones empresariales como la adquisición, la fusión, la escisión, los procesos de planificación estratégica, el análisis de inversiones, hasta en evaluaciones para colocar títulos en bolsa, entre otros.

 

–     En segundo lugar, se puede utilizar para aplicar la gerencia del valor y usarlo como referencia para evaluar y remunerar a los directivos y empleados de la organización. Un punto interesante de los negocios es medir la manera como van creciendo e identificar la manera como los empleados participan en ello.

 

–     En tercer lugar, es un complemento para la evaluación de proyectos. Aunque los elementos que se utilizan tienden a ser similares su efecto tiende a ser diferente. (…)

 

–     Finalmente, la valoración permite medir el impacto de las diferentes políticas de la empresa en la creación, transferencia y destrucción de valor. Existen otras situaciones que justificación el uso de la valoración pero, quizás, no son las más relevantes.” ( Valoración de Empresas, Fernando Jaramillo Betancur, pág.51).

 

El debate doctrinario ha llevado a tratar de definir si valorar una empresa conlleva una expresión artística o científica, y tal como lo ha indicado Oscar León García en su texto Valoración de empresas, Gerencia del Valor y EVA, la valoración de empresas es en una parte ciencia y de otra parte es arte; a lo que agrega, que no existe una teoría sobre la valoración de empresas, sino más bien un marco conceptual de la valoración de las mismas, toda vez que allí hay unos “(…) supuestos, conceptos y prácticas que complementadas o apoyadas en la teoría financiera, con el tiempo se han convertido en un paquete de principios que representa el marco de referencia sobre los aspectos críticos que quien valora debe considerar en la realización del ejercicio” .

 

En el sector empresarial y por ende societario, toma relevancia la valoración de empresas, pues por medio de esta ciencia – arte, se logra determinar el valor, de cierto ente económico según los negocios que tenga en marcha, ya sea para vender dicha unidad económica o para negociar las cuotas, partes o acciones de la sociedad propietaria de la empresa.

 

Utilizando la valoración de empresas, se logra una “aproximación al justo valor” que tiene la actividad económica en cabeza de un sujeto o el ente societario al momento en el que se requiera realizar una negociación.

 

La valoración de una empresa puede lograrse por medio de diversos métodos, y algunos de ellos, pueden no ser aceptables o compatibles con la empresa que se quiere valorar, y sus características.

 

Así lo ha expresado la Superintendencia de Sociedades (Circular Externa Número 028 (24 nov. 1997), al exponer:

 

“Reviste especial importancia en la escisión de sociedades, la valoración de las empresas, la que deberá hacerse con base en cualquier método de reconocido valor técnico adecuado a la naturaleza, particularidades y características de las sociedades objeto de la fusión, pero necesariamente orientado a valorar la empresa como organización en marcha, de donde resulta que los avalúos de las acciones (valor intrínseco), de los inventarios, de los contratos de comercio, del valor de las acciones en circulación o de cada uno de los elementos de la empresa o del establecimiento de comercio en particular, puedan ser apreciados en su justo valor.

 

Como el objetivo de estos métodos es mostrar el valor real de la empresa, no todos los métodos de valoración son aplicables para todos los efectos y algunos no permiten lograr una valoración del objeto concreto que según las leyes colombianas, debe ser medido o avaluado” .

 

Fuente:

“Tratado de los Dictámenes Periciales, Instituciones jurídicas, Económicas, Financieras, Contables y Tributarias. Aplicable al procedimiento Administrativo, Penal, Arbitral y general”, César Mauricio Ochoa Pérez. (Libro Naranja)

Contacta al Experto

Mauricio Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público - Abogado - Partner - e-mail: [email protected] - Oficina: +57 6042666474 - Cel: +57 3012085777

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Expertos asociados

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Publicaciones recientes

OCH-Mauricio-Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público – Abogado – Partner

OCH-Camilo-Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit

OCH-Camilo-Franco

Juan Camilo Franco

Partner Legal Services

OCH-Daniel-Diosa

Daniel Diosa

Abogado Senior Legal & Tax

OCH-Elkin-Salazar

Elkin Salazar

Partner Finance & Transactions

OCH-Farley-Zuluaga

Farley Zuluaga

Partner Risk & Technology

OCH Foto Perfil Juan Pablo Calle

Juan Pablo Calle

Abogado Junior Legal Services