Saltar al contenido

Las 5 cosas que debes saber para la aplicación del concepto de Materialidad en auditoría

Las 5 cosas que debes saber para la aplicación del concepto de Materialidad en auditoría

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

El concepto de Materialidad o importancia relativa define el alcance y en general el proceso de revisión de un auditor o un Revisor Fiscal en los aspectos prácticos del desarrollo de su trabajo. Encuentre las 5 cosas claves que debería saber para la correcta aplicación de este concepto de acuerdo con las Normas Internacionales de Auditoria (NIA 320) vigentes hoy en nuestro país.

Usualmente, los marcos contables y financieros de los países, en los cuales se determinan las formas y fórmulas para la presentación de estados financieros, siendo el mas aplicado en la actualidad el marco de NIIF, tienen incorporados conceptos de materialidad o de importancia relativa dentro de sus principios y reglas generales, con las cuales, los preparadores de información contemplan la posibilidad de existencia de errores e incorrecciones en el proceso de generación de estados financieros y como responsables de los mismos.

 

Aun cuando es un concepto común para preparadores de información financiera y para auditores, así como para los usuarios informados de esta información financiera, no deja de ser un concepto ambiguo e inexacto que puede dar camino a interpretaciones que dependerán del juicio profesional de la persona a cargo de su determinación. Algunos de los conceptos asociados son:

 

  • Las incorrecciones, incluidas las omisiones, se consideran materiales si, individualmente o de forma agregada, cabe prever razonablemente que influyan en las decisiones económicas que los usuarios toman basándose en los estados financieros.

 

  • Los juicios sobre la importancia relativa se realizan teniendo en cuenta las circunstancias que concurren y se ven afectados por la magnitud o la naturaleza de una incorrección, o por una combinación de ambas.

 

  • Los juicios sobre las cuestiones que son materiales para los usuarios de los estados financieros se basan en la consideración de las necesidades comunes de información financiera de los usuarios en su conjunto. No se tiene en cuenta el posible efecto que las incorrecciones puedan tener en usuarios individuales específicos, cuyas necesidades pueden ser muy variadas.

 

Es así como el auditor o Revisor Fiscal se basa en el concepto de materialidad, para ejecutar su trabajo bajo la óptica de la razonabilidad y no de la exactitud, por ende y como conclusión, la opinión del auditor se refiere siempre la razonabilidad de los estados financieros en su conjunto y a que estos estén libres de errores materiales, cuando se emite una opinión en limpio. De no existir el concepto de materialidad, el auditor debería revisar el 100% de las transacciones de una compañía para poder emitir una opinión sobre los estados financieros de esta.

 

En términos prácticos, la materialidad es un numero por debajo del cual, de acuerdo con el tamaño y riesgo de la compañía o negocio especifico, errores que puedan presentarse en los estados financieros no cambiarían las decisiones o los análisis de los usuarios de dicha información, por lo cual, estando en los zapatos de auditor o revisor fiscal, hay 5 cosas fundamentales que deben tenerse en cuenta siempre:

 

  1. El conocimiento es fundamental: No solo para la determinación de la materialidad sino para realizar todo el proceso de auditoría de una compañía el conocimiento del negocio es fundamental. No se puede auditar lo que no se conoce. Por eso al momento de determinar los rangos de materialidad es indispensable conocer muy bien el negocio de compañía auditada, la industria en la que se desempeña, los riesgos asociados a la misma y las características generales de como opera y como ocurren las transacciones del día a día. Sin este conocimiento equivocarse en la determinación de la materialidad es altamente probable.
  2. El valor de la materialidad debe ser fijado sobre una base objetiva: de acuerdo con las Normas Internacionales de Auditoria y a la práctica internacional, es común determinar el valor de materialidad sobre la Utilidad Antes de Impuestos, el total de los Ingresos Netos o el valor total de los Activos brutos o netos de las compañías, pues normalmente son las cifras determinantes a la hora de tomar decisiones que son observadas por los usuarios de la información financiera. Para el establecimiento del valor, las Normas ofrecen guías sobre los porcentajes a utilizar en cada caso.
  3. Debe revisarse periódicamente: La materialidad debe ser revisada durante todo el proceso de auditoría, pues las condiciones generales de las compañías pueden variar durante el desarrollo del trabajo o durante la ejecución de las transacciones en un determinado periodo contable. Mínimamente una revisión debe hacerse en el momento de la planeación, otra en la revisión de controles y transacciones especificas y una al final, al momento de la realización de pruebas de cierre sobre los estados financieros. Este valor determinará el alcance necesario en la realización de pruebas de auditoria en cada parte del trabajo.
  4. No implica la inexistencia de un error: la correcta determinación de la materialidad en un encargo de auditoría, basada en el conocimiento del cliente, los riesgos asociados al mismo y sobre una base objetiva, no elimina la probabilidad de existencia de errores, sin embargo se espera, que sobre la base de un buen ejercicio profesional, los errores que pudieren contener los estados financieros presentados bajo estos criterios, no serian significativos y por tanto, no modificarían la opinión, análisis o decisión que pudriera tomar un usuario sobre los mismos.
  5. El juicio profesional y la experiencia son lo más importante: Al final del día, aun con el criterio objetivo de la materialidad, lo mas importante en un trabajo de auditoria siempre será la aplicación del juicio y el escepticismo profesional. Aun cuando las cifras, los procedimientos de auditoria diseñados o la materialidad indiquen lo contrario, la decisión de revisar una determinada partida del estado financiero o la realización de una prueba específica sobre una transacción debido a una duda razonable o simplemente por la curiosidad de un auditor, son determinantes en los resultados de una buena auditoria.

 

Fuente: NIA 320 – Importancia relativa o materialidad en la planificación y ejecución de la auditoría.

Contacta al Experto

Camilo Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit - e-mail: [email protected] - Oficina: +57 6042666474 - Cel: +57 3012085777

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Expertos asociados

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Publicaciones recientes

OCH-Mauricio-Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público – Abogado – Partner

OCH-Camilo-Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit

OCH-Camilo-Franco

Juan Camilo Franco

Partner Legal Services

OCH-Daniel-Diosa

Daniel Diosa

Abogado Senior Legal & Tax

OCH-Elkin-Salazar

Elkin Salazar

Partner Finance & Transactions

OCH-Farley-Zuluaga

Farley Zuluaga

Partner Risk & Technology

OCH Foto Perfil Juan Pablo Calle

Juan Pablo Calle

Abogado Junior Legal Services