Saltar al contenido

Intangibles formados en los estados financieros según las Normas Internacionales de Contabilidad

OCH Blog Intangibles formados en los estados financieros

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

Para los auditores, revisores fiscales, contadores y demás usuarios de los estados financieros, siempre ha sido un interrogante el reconocimiento o no de los intangibles formados en la contabilidad. Las normas internacionales de contabilidad proporcionan una guía al respecto.
Las Normas internacionales de Información Financiera vigentes a la fecha en Colombia, llamadas para la aplicación local como NCIF – Normas Colombianas de Información Financiera, incorporan en sus criterios el tratamiento adecuado para los intangibles formados; sin embargo, primero exploremos un poco las definiciones, incluso aquellas incluidas no solo en la norma particular sino desde el marco teórico de la norma.

 

En el marco conceptual de NIIF se define un activo como: “Un activo es un recurso controlado por la entidad como resultado de sucesos pasados, del que la entidad espera obtener, en el futuro, beneficios económicos” definición de la cual podríamos a primer intento concluir que un intangible formado cumpliría con la definición, pues cumple, en general, con todos los criterios mencionados; Sin embargo, el mismo margo conceptual incorpora además de la definición los criterios de reconocimiento del activo, según los cuales: “Se reconoce un activo en el balance cuando es probable que se obtengan del mismo beneficios económicos futuros para la entidad, y además el activo tiene un costo o valor que puede ser medido con fiabilidad”.

 

Según estos criterios de reconocimiento, para el que el activo pueda ser incorporado en los estados financieros debe tener un costo o valor que pueda ser medido con fiabilidad, caso en el cual, para el tema que nos ocupa en este documento, tendríamos que determinar el costo o valor del intangible formado, llámese este marca, lista de clientes, Know How, crédito mercantil o good will o cualquier otro, con lo cual, además de las tasaciones independientes de terceros expertos sobre la materia, basadas generalmente en apreciaciones meramente subjetivas, la única forma fiable de determinar este costo o valor es cuando alguien ha decidido pagar por ella (Costo de adquisición en una transacción de compra o venta real).

 

Sobre el tema NIC 38 (Párrafo 48), la norma que corresponde a intangibles, indica explícitamente que para el caso del crédito mercantil (plusvalía, Good Will, Valor llave o fondo de comercio, según las traducciones) generado internamente se prohíbe de facto cualquier reconocimiento en los estados financieros, sin embargo, abre una posibilidad para los demás activos así:

 

52. Para evaluar si un activo intangible generado internamente cumple los criterios para su reconocimiento, la entidad clasificará la generación del activo en: (a) la fase de investigación; y (b) la fase de desarrollo.

 

54. No se reconocerán activos intangibles surgidos de la investigación (o de la fase de investigación en proyectos internos). Los desembolsos por investigación (o en la fase de investigación, en el caso de proyectos internos), se reconocerán como gastos del periodo en el que se incurran.

 

57. Un activo intangible surgido del desarrollo (o de la fase de desarrollo en un proyecto interno), se reconocerá como tal si, y sólo si, la entidad puede demostrar todos los extremos siguientes:

 

(a) Técnicamente, es posible completar la producción del activo intangible de forma que pueda estar disponible para su utilización o su venta.

 

(b) Su intención de completar el activo intangible en cuestión, para usarlo o venderlo.

 

(c) Su capacidad para utilizar o vender el activo intangible.

 

(d) La forma en que el activo intangible vaya a generar probables beneficios económicos en el futuro. Entre otras cosas, la entidad debe demostrar la existencia de un mercado para la producción que genere el activo

intangible o para el activo en sí, o bien, en el caso de que vaya a ser utilizado internamente, la utilidad del mismo para la entidad.

 

(e) La disponibilidad de los adecuados recursos técnicos, financieros o de otro tipo, para completar el desarrollo y para utilizar o vender el activo intangible.

 

(f) Su capacidad para medir, de forma fiable, el desembolso atribuible al activo intangible durante su desarrollo.

 

Según los párrafos mencionados, un activo intangible o al menos la fase de desarrollo de ese activo, puede ser capitalizada, generando un intangible formado en ellos estados financieros si se cumple con los presupuestos de factibilidad que se mencionaron del párrafo 57. Esto quiere decir, que siempre que se cuente con un proceso ordenado de desarrollo, la norma reconocerá ese esfuerzo y permitirá la generación y reconocimiento contable del activo.

 

Es claro que estas definiciones no aplican a todos los intangibles, sino a aquellos sobre los cuales efectivamente puede aplicarse un desarrollo, incluso en la misma norma internacional de contabilidad se mencionan los ejemplos y aplicabilidad de esta a párrafo 59 así:

 

59. Son ejemplos de actividades de desarrollo:

 

(a)  el diseño, construcción y prueba, anterior a la producción o utilización, de modelos y prototipos;

(b)  el diseño de herramientas, troqueles, moldes y plantillas que impliquen tecnología nueva;

(c)   el diseño, construcción y operación de una planta piloto que no tenga una escala económicamente rentable para la producción comercial; y

(d)  el diseño, construcción y prueba de una alternativa elegida para materiales, dispositivos, productos, procesos, sistemas o servicios que sean nuevos o se hayan mejorado”.

 

Esta no es una lista exhaustiva, lo que quiere decir que al final del día puede haber más aplicaciones de las mencionadas, aun así, dejan una meridiana claridad a los tipos de desarrollos a los que se les puede aplicar este concepto y abre un espacio muy significativo para las industrias que trabajan generando siempre modelos y prototipos y para las compañías que se dedican a la construcción y desarrollo de herramientas tecnológicas y software.

 

Fuente: NIC 38

Contacta al Experto

Camilo Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit - e-mail: [email protected] - Oficina: +57 6042666474 - Cel: +57 3012085777

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Expertos asociados

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Publicaciones recientes

OCH-Mauricio-Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público – Abogado – Partner

OCH-Camilo-Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit

OCH-Camilo-Franco

Juan Camilo Franco

Partner Legal Services

OCH-Daniel-Diosa

Daniel Diosa

Abogado Senior Legal & Tax

OCH-Elkin-Salazar

Elkin Salazar

Partner Finance & Transactions

OCH-Farley-Zuluaga

Farley Zuluaga

Partner Risk & Technology

OCH Foto Perfil Juan Pablo Calle

Juan Pablo Calle

Abogado Junior Legal Services