Skip to content

Enfoque integral para la gestión de riesgos

OCH Blog Enfoque integral para la gestión de riesgos

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

La metodología integral de riesgos es un proceso esencial para fortalecer la capacidad de gestión de riesgos de una organización. A través de la identificación, evaluación y mitigación de los riesgos, las organizaciones pueden tomar decisiones informadas y proactivas para proteger sus activos y lograr sus objetivos estratégicos. Al realizar un seguimiento de riesgos de manera regular y sistemática, las organizaciones pueden mejorar su resiliencia y adaptabilidad en un entorno empresarial en constante cambio. En el presente blog se explica el enfoque de gestión de riesgos.

Autor: Juan Camilo Valencia Salazar/ Auditor Junior

 

En un entorno empresarial cada vez más complejo y volátil, la gestión de riesgos se ha convertido en una prioridad para las organizaciones. La auditoría basada en riesgos es un proceso sistemático y estructurado que tiene como objetivo evaluar la efectividad de los controles internos y las prácticas de gestión de riesgos de una organización. A través de esta auditoría, se identifican los riesgos clave, se evalúa su impacto potencial y se determina la adecuación de los controles existentes para mitigarlos.

  • Identificación de Riesgos: La primera etapa de la metodología de riesgos es la identificación de los riesgos. Esto implica analizar el entorno empresarial, los procesos y las operaciones de la organización para identificar los posibles riesgos que podrían afectar el logro de los objetivos. Los riesgos pueden ser de naturaleza financiera, operativa, legal, tecnológica, entre otros.
  • Evaluación de Riesgos: Una vez identificados los riesgos, se procede a evaluar su impacto potencial y su probabilidad de ocurrencia. Esto se realiza mediante técnicas como el análisis cualitativo y cuantitativo de riesgos. La evaluación de riesgos permite priorizar los riesgos identificados y determinar las áreas de mayor exposición.
  • Evaluación de Controles Internos: En esta etapa, se evalúa la efectividad de los controles internos existentes para mitigar los riesgos identificados. Se analizan los procesos, las políticas y los procedimientos de la organización para determinar si son adecuados y eficientes en la gestión de los riesgos. Se identifican posibles brechas o deficiencias en los controles y se proponen recomendaciones para su mejora.
  • Informe de Auditoría de Riesgos: Una vez completado el análisis de riesgos, se elabora un informe que resume los hallazgos, las conclusiones y las recomendaciones. Este informe se comparte con la alta dirección y otras partes relevantes. El informe de auditoría de riesgos proporciona una visión clara de los riesgos identificados, su impacto potencial y las acciones recomendadas para mitigarlos.
  • Seguimiento y Monitoreo: El seguimiento y monitoreo de las recomendaciones es una etapa crítica en la auditoría de riesgos. Se verifica si las acciones correctivas propuestas se implementaron de manera efectiva y si se lograron los resultados esperados. Además, se realiza un monitoreo continuo para asegurar que los riesgos se gestionen de manera adecuada y se realicen ajustes según sea necesario.

El objetivo final es proporcionar a la organización una mayor confianza en su capacidad para identificar, evaluar y gestionar los riesgos, lo que contribuye a la protección de sus activos, la optimización de sus procesos y la mejora de su desempeño general.

 

Fuente:

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474, escríbenos vía e-mail a info@ochgroup.co o vía Whatsapp al 3012085777.

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.