Saltar al contenido

¿En qué casos no es procedente la prueba pericial?

OCH Blog ¿En qué casos no es procedente la prueba pericial?

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

El dictamen o prueba pericial no es procedente cuando: i) La solicitud verse sobre puntos de derecho, ii) Los datos requeridos sean de público conocimiento, y iii) El juez o Tribunal cuente con los conocimientos necesarios para formarse una idea sobre el objeto de la pericia solicitada.

Anteriormente, el Código de Procedimiento Civil, contemplaba eventos en los cuales no procedía la prueba pericial; uno de ellos se encontraba en el artículo 233, inciso 3, que disponía:

 

No será menester la intervención de peritos para avaluar bienes muebles cotizados en bolsa; (…)”. 

 

Y en el artículo 236, numeral 1, se establecía en su momento:

 

Petición, decreto de la prueba y posesión de los peritos. Para la petición, el decreto de la prueba y la posesión de los peritos, se observarán las siguientes reglas:

 

  1. La parte que solicite un dictamen pericial determinará concretamente las cuestiones sobre las cuales debe versar, sin que sean admisibles puntos de derecho”.

 

La actual legislación procesal general, reglada por el Código General del Proceso, mantuvo intacta la no procedencia o inadmisibilidad de la prueba pericial, sobre los puntos de derecho; replicó lo que reguló en su momento el Código de Procedimiento Civil, disponiendo que aquellos dictámenes que tengan como finalidad explicar la aplicación de “el derecho”, no serán admisibles; todo ello, en aplicación del principio “iura novit curia” que según la Corte Constitucional consiste en:

 

“El principio iura novit curia, es aquel por el cual, corresponde al juez la aplicación del derecho con prescindencia del invocado por las partes, constituyendo tal prerrogativa, un deber para el juzgador, a quien incumbe la determinación correcta del derecho, debiendo discernir los conflictos litigiosos y dirimirlos según el derecho vigente, calificando autónomamente, la realidad del hecho y subsumiéndolo en las normas jurídicas que lo rigen” (Corte Constitucional. Sentencia C-851 de 2010).

 

Sobre la inadmisibilidad de la prueba pericial que verse sobre puntos de derecho, estableció la Ley 1564 de 2012, en el artículo 226, inciso 3, lo siguiente:

 

Procedencia.

(…)

No serán admisibles los dictámenes periciales que versen sobre puntos de derecho, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 177 y 179 para la prueba de la ley y de la costumbre extranjera. Sin embargo, las partes podrán asesorarse de abogados, cuyos conceptos serán tenidos en cuenta por el juez como alegaciones de ellas”.  

 

Como excepción a la inadmisibilidad de la prueba pericial en los puntos de derecho, la legislación estableció el dictamen pericial que pretenda demostrar la ley extranjera y la costumbre extranjera, haciendo una remisión a los artículos 177 y 179 del mismo estatuto procesal. El artículo 177, inciso 3, del CGP, reza:

 

También podrá adjuntarse dictamen pericial rendido por persona o institución experta en razón de su conocimiento o experiencia en cuanto a la ley de un país o territorio fuera de Colombia, con independencia de si está habilitado para actuar como abogado allí”.

 

Respecto de la no procedencia del dictamen es importante resaltar la discusión doctrinaria sobre si el juez debe decretar dictamen pericial, cuanto tenga los conocimientos técnicos, científicos o artísticos en la materia objeto de dictamen, siendo además de abogado, un experto en la temática de la pericia; la doctrina ha indicado:

 

“(…) Tal como el testimonio, el documento, la inspección judicial, etc., le hacen conocer al juez unos hechos; así mismo, el dictamen pericial lleva a la mente del funcionario sucesos que darán nuevas luces al debate. Si verbigracia, se necesitara un dictamen pericial sobre un tema en el cual el juez se encontrara especialmente capacitado, de todas maneras habría que practicar la prueba, pues lo contrario, esto es, que el funcionario se atuviese a sus propios conocimientos, por profundos que sean, sería tanto como que sin necesidad de testimonios, documentos, etc., tuviera por acreditados determinados hechos; los conocimientos del juez le servirán para valorar en mejor forma la prueba, al igual que cuando conoce personalmente los hechos, para estimar el testimonio”. (Manual de Derecho Probatorio, Jairo Parra Quijano, pág. 3).

 

El juez es un tercero supraordenado, dada esta premisa nos parece adecuado que exista dictamen pericial preparado por expertos, así el juzgador cuente con los conocimientos necesarios, para él mismo, formarse una idea sobre los hechos, experimentos o cálculos objeto de la pericia. 

 

En el derecho positivo procesal actual no hay norma que obligue al juez a decretar la prueba pericial, menos aún si considera que no requiere un auxiliar de la justicia ya que cuenta con los conocimientos necesarios para adelantar las prácticas de las pruebas sin necesidad del perito.

 

La Corte Constitucional ha expresado que el dictamen pericial es un “mecanismo auxiliar del juez”, pues lo que hace es complementar los conocimientos del juzgador o Tribunal, y si el juez conoce la técnica, las palabras técnicas o especializadas de la ciencia, arte, profesión u oficio, para nada le servirá un mecanismo auxiliar que le explique lo que él ya sabe. La Corte Constitucional en Sentencia C-124 de 2011, sobre el particular, expresó: 

 

“(…) la experticia también es comprendida como “…un mecanismo auxiliar del juez, ya que mediante el dictamen pericial no se aportan hechos distintos de los discutidos en el proceso sino que se complementan los conocimientos necesarios para su valoración por parte del juez. (…)”

 

Disentimos entonces de la doctrina antes citada, ya que, es posible que un juez cuente con los conocimientos necesarios y suficientes para que no proceda el dictamen pericial, esto dependerá de: i) los títulos y experiencia del juez en la ciencia, arte, profesión u oficio, y del ii) trabajo pericial que tenga que desplegar para practicar la prueba; sino requiere de experimentos o pruebas técnicas, sino tan sólo de conceptos que ya conoce, no será necesaria la actuación de un perito por tratarse de un dictamen de opinión; pero si por el contrario tiene que adelantar experimentos, aplicación de métodos, exámenes e investigaciones, su conocimiento le servirá para valorar la prueba de forma profunda y adecuada, pero requerirá de la asistencia del auxiliar de la justicia para realizar el trabajo pericial de campo, en tratándose de un dictamen de comprobación, y en este caso estamos en acuerdo con la doctrina.

 

Como conclusión tendríamos que no es procedente o necesario el dictamen pericial, cuando:

  1. La solicitud de la prueba verse sobre puntos de derecho.
  2. Los datos requeridos sean de público conocimiento, o sean divulgados por entidades públicas a través de sus actos, y no se requiera sobre ellos realizar experimentos, cálculos, exámenes, valoraciones o investigaciones.
  3. El juez o Tribunal cuente con los conocimientos necesarios en la ciencia, arte, profesión u oficio, para formarse una idea sobre el objeto de la pericia, cuando ésta solo verse sobre conceptos técnicos o cálculos que no requieran un trabajo pericial que implique correr metodologías, realizar experimentos, exámenes o investigaciones propias de la experticia, ya que en este caso se hace necesario la concurrencia del perito y su dictamen.

 

Fuente: “Tratado de los Dictámenes Periciales, Instituciones jurídicas, Económicas, Financieras, Contables y Tributarias. Aplicable al procedimiento Administrativo, Penal, Arbitral y general”, César Mauricio Ochoa Pérez. (Libro Naranja)

Tratado de los Dictámenes Periciales

Contacta al Experto

Mauricio Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público - Abogado - Partner - e-mail: [email protected] - Oficina: +57 6042666474 - Cel: +57 3012085777

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Expertos asociados

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Publicaciones recientes

OCH-Mauricio-Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público – Abogado – Partner

OCH-Camilo-Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit

OCH-Camilo-Franco

Juan Camilo Franco

Partner Legal Services

OCH-Daniel-Diosa

Daniel Diosa

Abogado Senior Legal & Tax

OCH-Elkin-Salazar

Elkin Salazar

Partner Finance & Transactions

OCH-Farley-Zuluaga

Farley Zuluaga

Partner Risk & Technology

OCH Foto Perfil Juan Pablo Calle

Juan Pablo Calle

Abogado Junior Legal Services