Saltar al contenido

Descubra la diferencia entre el Dictamen pericial contable realizado por perito contador Vs Dictamen financiero emitido por revisor fiscal

OCH Blog Dictamen Contador Revisor Fiscal

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

El dictamen pericial contable, es un medio de prueba que se aporta a un proceso por medio del auxiliar de la justicia contador público; por su parte el dictamen emitido por revisor fiscal, es una opinión que realiza el profesional de la contaduría pública, sobre los estados financieros.
Dictamen pericial contable realizado por perito contador:

 

El dictamen pericial contable, el cual debe ser realizado un profesional de la contaduría pública, es un medio de prueba, que se aporta a un proceso por medio de un auxiliar de la justicia, en este caso el contador público, el cual contiene los elementos técnicos, científicos o artísticos que escapan a la cultura general y en particular a la formación del juzgador.

 

Los estudiosos del derecho, el doctor Jairo Parra Quijano en su texto Manual de Derecho Probatorio, han coincidido en un concepto de dictamen el cual lo ubican como medio de prueba, que aporta al proceso por medio de un auxiliar de la justicia elementos técnicos, científicos o artísticos que escapan a la cultura general y en particular a la formación del juez:

 

“El dictamen pericial es un medio de prueba que consiste en la aportación de ciertos elementos técnicos, científicos o artísticos que la persona versada en la materia de que se trate hace para dilucidar la controversia, aporte que requiere de especiales conocimientos”.

 

La Corte constitucional en sentencia T 554 de 2003, manifestó que:

 

“La prueba pericial ha sido definida como aquella que se realiza para aportar al proceso las máximas de experiencia que del juez no posee o puede no poseer y para facilitar la percepción y la apreciación de los hechos concretos objeto de debate. También ha sido concebida como el medio de prueba consistente en la declaración de conocimiento que emite una persona que no es sujeto procesal acerca de los hechos, circunstancias o condiciones personales inherentes al hecho punible, conocidos dentro del proceso y dirigida al fin de la prueba para la que es necesario poseer determinados conocimientos científicos, artísticos o prácticos.”

 

El dictamen pericial contable entonces, es la declaración realizada por el perito contador público, en la cual establece los resultados de cálculos, experimentos, modelaciones, pruebas o metodologías aplicadas a un objeto de estudio preciso, relacionado con la ciencia contable y documentado, de conformidad con el decreto de pruebas; objeto al cual tuvo acceso libre el perito, que examinó y sometió a una racional, científica y rigurosa observación o auditoría forense, a fin de obtener conclusiones técnicas, probadas, motivadas y serias, que constituyen el fin de la pericia.

 

El dictamen emitido por el Revisor Fiscal:

 

Por su parte, el dictamen o informe emitido por el revisor fiscal, es una opinión o juicio que realiza un profesional de la contaduría pública, en este caso, “sobre los estados financieros”; dicha información preparada por la administración, es examinada por el revisor fiscal, que es un profesional de la contaduría pública, y tras la verificación de los estados financieros bajo las normas de auditoría aceptadas en Colombia o bajo las normas internacionales de auditoría, según corresponda, el profesional emite un dictamen en el cual incluye aquellos aspectos que le exija la ley y el reglamento, además de todo aquello que considere pertinente informar por su relevancia y/o por el efecto neto que se produce sobre el ente o los estados financieros.

 

Es necesario precisar lo que ha de entenderse por dictamen, ya que una vez dada la noción, se sabrá con mayor precisión cuando un estado financiero está dictaminado.

 

La doctrina oficial de la Superintendencia de Sociedades, expresó que: “DICTAMINAR:” es “Dar dictamen», por lo que se hace necesario obtener el significado de la palabra dictamen; la Real Academia de la Lengua Española, define dictamen como: “Opinión y juicio que se forma o emite sobre algo.”

 

Así las cosas, dictaminar un estado financiero es emitir una opinión o juicio sobre el mismo y sus fuentes. La  Ley 222 de 1995, artículo 38, ha fijado las pautas para la emisión del dictamen :

 

Son dictaminados aquellos estados financieros certificados que se acompañen de la opinión profesional del revisor fiscal o, a falta de éste, del contador público independiente que los hubiere examinado de conformidad con las normas de auditoría generalmente aceptadas.

 

Estos estados deben ser suscritos por dicho profesional, anteponiendo la expresión «ver la opinión adjunta» u otra similar. El sentido y alcance de su firma será el que se indique en el dictamen correspondiente”.

 

Es decir, para que un estado financiero puede considerarse dictaminado deberá cumplir con los siguientes requisitos:

 

1.     Estar certificado.

2.     Que el dictamen sea realizado por un profesional de la contaduría pública.

3.     Que la opinión que se plasma sea bajo las normas de auditoría generalmente aceptadas, o bajo las normas internacionales de auditoría, según sea el tiempo del estado financiero.

4.     Que seguidamente a la opinión se encuentre una expresión como “ver opinión adjunta” u otra análoga o equivalente.

5.     El revisor fiscal debe preparar un informe, opinión o dictamen que adjunte a los estados financieros.

 

Por su parte la Corte Constitucional Sentencia C–200 de 2012, sobre los estados financieros dictaminados ha expuesto:

 

“(…) Los estados financieros dictaminados son aquellos estados financieros certificados que, por haber sido objeto de la verificación del revisor fiscal o, a falta de éste, del contador público independiente que los hubiera confrontado, cuentan, de acuerdo con las normas de auditoría generalmente aceptadas y las obligaciones propias del revisor fiscal, con el correspondiente concepto o dictamen. Dichos estados deben estar suscritos por los citados profesionales. Pero, puesto que la razón de ser de las intervenciones de estos profesionales, por lo menos en relación con los estados financieros, es la manifestación de un concepto de auditoría, no basta que puedan suscribirlos, sino que es menester que, sin perjuicio de las manifestaciones mínimas a que los obliga el ordenamiento jurídico, tengan también el derecho de exponer libremente lo que a bien tengan sobre la razonabilidad de los instrumentos examinados, según sus apreciaciones éticas y sus propias capacidades como expertos en la materia”.

 

La doctrina oficial de la Superintendencia de Sociedades, Oficio 340-74789 del 12 de diciembre de 2000 y Oficio 220-23811 del 25 de marzo de 1998, ha expresado lo que debe entenderse por estados financieros certificados y/o dictaminados, así:

 

El artículo 38 de la citada Ley 222 cuando expresa que «Son dictaminados aquellos estados financieros certificados que se acompañen de la opinión profesional del revisor fiscal o, a falta de éste, del contador público independiente… «, lo que hizo fue precisar el alcance de la función del revisor fiscal consagrada en el numeral 7 del artículo 207 del Código de Comercio, es decir, tratándose de sociedades que por ley o estatutos estén obligadas a tener revisor fiscal, este deberá acompañar los estados financieros certificados, con el dictamen u opinión, en la forma indicada en el artículo 34 de la ley mencionada.

 

De los presupuestos legales mencionados, los estados financieros siempre deben ser suscritos por el representante legal y el contador que los hubiere preparado, en señal de que la información en él contenida se ha verificado previamente y se ajusta a los libros.

 

Situación bien distinta, es la formalidad adicional que se exija, es decir, que se presenten dictaminados, que no es otra cosa que el concepto escrito por el revisor fiscal, si lo hubiere, y siempre y cuando sea profesional de la contaduría pública o de un contador público independiente, personas estas ajenas a la administración del ente económico, que dan cuenta de la auditoría integral practicada sobre los libros y documentos de la sociedad y fe de la información contenida en los estados financieros.

 

(…)

 

El dictamen del contador público es el documento formal que suscribe éste conforme a las normas de su profesión, relativo a la naturaleza, alcance y resultados del examen realizado sobre los estados financieros del ente. La importancia del dictamen en la práctica profesional es fundamental, ya que usualmente es lo único que el público conoce de su trabajo.

 

Los estados financieros dictaminados por el revisor fiscal deben indicar al pie de su firma la tarjeta profesional y la leyenda «Ver opinión adjunta», «Ver dictamen» u otra expresión similar”.

 

Vale la pena resaltar que el dictamen que rinde el revisor fiscal sobre los estados financieros es uno solo, pero puede llegar a tener diversos linajes, y por ende connotaciones o efectos variados; la doctrina ha definido diferentes tipos de dictámenes que en menor o mayor grado constituyen salvedad por parte del revisor fiscal; entre ellos: i) el dictamen limpio o sin salvedades, ii) Dictamen con salvedades, iii)dictamen negativo u opinión adversa y iv) además el revisor fiscal puede abstenerse de dar una opinión en cuanto a los estados financieros objeto del dictamen.

 

Fuente:

“Tratado de los Dictámenes Periciales, Instituciones jurídicas, Económicas, Financieras, Contables y Tributarias. Aplicable al procedimiento Administrativo, Penal, Arbitral y general”, César Mauricio Ochoa Pérez. (Libro Naranja)

Contacta al Experto

Mauricio Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público - Abogado - Partner - e-mail: [email protected] - Oficina: +57 6042666474 - Cel: +57 3012085777

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Expertos asociados

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Publicaciones recientes

OCH-Mauricio-Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público – Abogado – Partner

OCH-Camilo-Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit

OCH-Camilo-Franco

Juan Camilo Franco

Partner Legal Services

OCH-Daniel-Diosa

Daniel Diosa

Abogado Senior Legal & Tax

OCH-Elkin-Salazar

Elkin Salazar

Partner Finance & Transactions

OCH-Farley-Zuluaga

Farley Zuluaga

Partner Risk & Technology

OCH Foto Perfil Juan Pablo Calle

Juan Pablo Calle

Abogado Junior Legal Services