Saltar al contenido

¿Cuáles son los costos, gastos y honorarios de un dictamen o prueba pericial?

OCH Blog Cuáles son los costos, gastos y honorarios de un dictamen o prueba pericial

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

Los costos y gastos que ocasiona el dictamen pericial, son considerados costas y expensas del proceso, entre ellos el valor de los honorarios del perito y las demás expensas necesarias para el dictamen deben retribuirse en forma equitativa el trabajo desplegado.

Costos, gastos y honorarios en la prueba pericial. 

 

Dentro de los rubros que comprenden los costos y gastos del proceso, la legislación y la jurisprudencia han reconocido los honorarios de los peritos como una parte de los costos; pero a nuestro parecer no se podría aportar una definición de los honorarios provisionales o definitivos del perito, sin indicar dónde se encuentran ubicados normativamente los mismos; es por ello conveniente, hacer la siguiente distinción: 

 

Costas, expensas y agencias en derecho:

 

Las “costas” son un término genérico, dado que abarca todos los gastos que se deben financiar durante el transcurso del proceso (Corte Constitucional, C-043 de 2004); los cuales deberán ser sufragados por la parte que resulte vencida (Corte Constitucional, C–539 de 1999). 

 

Constituyen las costas, el género que comprende dos especies (Corte Constitucional en Sentencia C-043 de 2004): las expensas tales como: “honorarios de peritos, impuestos de timbre, copias, gastos de desplazamiento en diligencias realizadas fuera de la sede del despacho judicial, etc.”, y las agencias en derecho que constituyen los “gastos efectuados por concepto de apoderamiento”.

 

El Código General del Proceso, con referencia al tema, en su artículo 361 expresa lo siguiente:

 

Las costas están integradas por la totalidad de las expensas y gastos sufragados durante el curso del proceso y por las agencias en derecho”. 

 

Las expensas se integran de todos los gastos necesarios para el normal desarrollo del proceso; es decir, notificaciones, traslados, impuestos, honorarios de peritos, entre otros; las agencias en derecho, por su parte, ha expresado la Corte Constitucional, están constituidas por “todos los gastos por concepto de apoderamiento(Corte Constitucional. Sentencia C–539 de 1999). 

 

En síntesis, las expensas son todos aquellos gastos en que se ve obligada a incurrir una parte procesal, para sacar avante su pretensión o excepción; entre ellos, los peritos, personas que poseen conocimientos científicos, técnicos o artísticos que le permitirán sustentar su pretensión o excepción, a los cuales hay que retribuirles su trabajo pericial por medio de los honorarios, teniendo en cuenta los criterios para la fijación de los mismos, según los parámetros que fije la ley y el reglamento.  

 

Por agencias en derecho, según lo dispuso el Consejo Superior de la Judicatura:

 

“Se entiende por agencias en derecho la porción de las costas imputables a los gastos de defensa judicial de la parte victoriosa, a cargo de quien pierda el proceso, el incidente o trámite especial por él promovido, y de quien se le resuelva desfavorablemente el recurso de apelación, casación, revisión o anulación que haya propuesto, y en los casos especiales previstos en los códigos de procedimiento” (Consejo Superior de la Judicatura, Sala Administrativa en el Acuerdo 1887 de 2003, en su artículo 2).

 

Teniendo claro que los honorarios de los peritos, son rubros que hacen parte de las expensas, y éstas a su vez, especie de las costas, podemos aproximarnos a establecer en qué consisten los honorarios del perito, cuales son los honorarios provisionales y definitivos del mismo, y como se determina cada uno de estos interregnos.

 

Honorarios del Perito:

 

Por honorarios se entiende que es la “retribución que recibe por su trabajo quien practica un arte liberal. Es voz que se emplea siempre en plural, proviniendo del latín honorarius, adjetivo que se aplica a un beneficio o retribución que se da con honor” ( Enciclopedia jurídica Omeba. Op. Cit.)

 

Los peritos son auxiliares de la justicia, y así lo ha entendido el ordenamiento jurídico colombiano en varias disposiciones; es el caso del Código General del Proceso, en donde se estipula en el artículo 48 las reglas que le serán aplicables a los auxiliares de la justicia para su designación, elección o nombramiento, reglas en las que menciona a los peritos en el numeral 2: 

 

Para la designación de los auxiliares de la justicia se observarán las siguientes reglas:

 

(…)

 

  1. Para la designación de los peritos, las partes y el juez acudirán a instituciones especializadas, públicas o privadas, o a profesionales de reconocida trayectoria e idoneidad. El director o representante legal de la respectiva institución designará la persona o personas que deben rendir el dictamen, quien, en caso de ser citado, deberá acudir a la audiencia”.

 

Respecto de los honorarios de los auxiliares de la justicia, entre los cuales están los peritos, el Código General del Proceso,  artículo 47, inciso 2, indica:

 

“(…) Los honorarios respectivos constituyen una equitativa retribución del servicio y no podrán gravar en exceso a quienes acceden a la administración de justicia”.  

 

La Corte Constitucional , Sentencia C-083 de 2014, refiriéndose a los honorarios de los auxiliares de la justicia, expuso lo siguiente: 

 

El artículo 47 del Código General del Proceso, indica también que el oficio público ocasional desempeñado da lugar a los ‘honorarios respectivos’, los cuales deben representar ‘una equitativa retribución’. En otras palabras, los honorarios de los auxiliares de la justicia, no está abierta al ejercicio libre y autónomo de la voluntad. La retribución para los auxiliares de la justicia, debe ser ‘equitativa’. Pero la ley no se queda ahí, da un paso más y aclara que, en cualquier caso, los honorarios ‘no podrán gravar en exceso a quienes acceden a la administración de justicia’. Es decir, los honorarios de los auxiliares de la justicia no (sic) pueden convertir en barreras de acceso al goce efectivo del derecho de acceso a la justicia”. 

 

Por su parte el Acuerdo 1518 del Consejo Superior de la Judicatura, en el artículo 35, precisó lo siguiente: 

 

Honorarios. Los honorarios de los auxiliares de la justicia constituyen una equitativa retribución del servicio público encomendado y no podrán gravar en exceso a quienes solicitan se les dispense justicia por parte de la Rama Judicial.

 

Es deber del funcionario judicial aplicar los mecanismos que le otorga la ley para garantizar la transparencia y excelencia en la prestación del servicio de los auxiliares de la justicia, y fijar los honorarios con sujeción a los criterios establecidos en este Acuerdo”.

 

Como puede observarse los honorarios de los auxiliares de la justicia entre ellos los peritos, deben cumplir con dos cualidades: 

 

  1. i) Ser equitativos según la labor encomendada, y 
  2. ii) No gravar en exceso. 

 

Cumplir con estos requisitos hace que sea justo el valor de los honorarios que lo único que deben pretender es el cubrimiento del costo de la pericia y el pago justo al perito por su labor. 

 

Deben desecharse criterios que hacen carrera en la actualidad para fijar los honorarios del perito, formulaciones eminentemente subjetivas, que son contrarias a la ley y por demás injustas, tales como: los honorarios del perito no pueden ser superiores a las del árbitro o las del secretario, o superiores a lo devengado por el juez, o a los honorarios pactados con los abogados que representan a las partes, o proporcionales en un determinado porcentaje al valor de las pretensiones o la cosa en estudio.

 

El valor de los honorarios y los gastos de la pericia debe retribuir en forma equitativa el trabajo desplegado, los experimentos realizados, las horas invertidas, los gastos causados y las demás expensas necesarias para el dictamen, de lo contrario el Estado, los jueces o los tribunales estarían causando un daño al perito en franco incumplimiento de la normatividad vigente. 

 

Es posible que los honorarios del dictamen pericial sean cifras de pequeña cuantía, dado el trabajo realizado, pero también es factible que el desarrollo del dictamen implique costos, gastos y un gran despliegue técnico por parte del perito y sus auxiliares, caso en el cual, nada obsta para que el dictamen cueste más que los honorarios o salarios del juzgador, e incluso que la misma pretensión. 

 

La solución no se halla en la disminución irregular de los honorarios del perito, está en el control de la prueba decretada, ya que en muchas ocasiones el juzgador acepta pruebas innecesarias o en exceso, pruebas que deben ser limitadas según la necesidad e idoneidad de la prueba, de acuerdo con las pretensiones; no es posible que la solución sea causar un daño al perito y a sus auxiliares, cuando en la mayoría de los casos la solución está en una adecuada regulación de la prueba por parte del tercero supraordenado.  

 

El perito debería advertir al momento de su posesión o durante el desarrollo de la prueba, al juez, los costos y gastos que ocasionará el dictamen, y el posible valor de los honorarios si se practican ciertos experimentos o pruebas, todo a fin de generar conciencia entre las partes y el juzgador de lo decretado como prueba y su valor; no obstante, es el juez, quien determina los honorarios de conformidad con la ley, puede éste no conocer su valor y por ello, es fundamental que el perito lo aproxime sin que esto sea una imposición, a las reglas, metodologías de cálculo o costumbre comercial de los mismos en la determinada ciencia, técnica, arte u oficio.

 

Fuente: “Tratado de los Dictámenes Periciales, Instituciones jurídicas, Económicas, Financieras, Contables y Tributarias. Aplicable al procedimiento Administrativo, Penal, Arbitral y general”, César Mauricio Ochoa Pérez. (Libro Naranja). https://alapuerta.com.co/producto/tratado-de-los-dictamenes-periciales-instituciones-juridicas-economicas-financieras-contables-y-tributarias/ 

Contacta al Experto

Mauricio Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público - Abogado - Partner - e-mail: [email protected] - Oficina: +57 6042666474 - Cel: +57 3012085777

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Expertos asociados

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.

Publicaciones recientes

OCH-Mauricio-Ochoa

Mauricio Ochoa

Contador Público – Abogado – Partner

OCH-Camilo-Ochoa

Camilo Ochoa

Partner Assurance & Audit

OCH-Camilo-Franco

Juan Camilo Franco

Partner Legal Services

OCH-Daniel-Diosa

Daniel Diosa

Abogado Senior Legal & Tax

OCH-Elkin-Salazar

Elkin Salazar

Partner Finance & Transactions

OCH-Farley-Zuluaga

Farley Zuluaga

Partner Risk & Technology

OCH Foto Perfil Juan Pablo Calle

Juan Pablo Calle

Abogado Junior Legal Services