Saltar al contenido

¿Cuál es la exigencia de la norma y la jurisprudencia de validez de renuncia de trabajadores analfabetas o iletrados?

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

Conoce cual es la exigencia legal que debe surtirse en los eventos de renuncia de parte del trabajador analfabeta iletrado y su omisión que consecuencias deriva en la instancia judicial.

Autor: LAURA MARIA VALDERRAMA CANO – MANAGER LABORAL OCH LEGAL & TAX

 

Recientemente la Corte Suprema de Justicia Sala laboral, estudio recurso de casación de proceso laboral en contra de una empresa del Sector de Palma con los antecedentes de un trabajador que pretendía la declaratoria de existencia de la relación de trabajo y el despido sin justa causa, declarar la ineficacia del despido por su fuero estabilidad laboral reforzada por salud conocido por el empleador, solicitando reintegro y reubicación al cargo con las indemnización de los (180) días de salario (Art. 26 Ley 361 de 1997), acreencias laborales y seguridad social.

Adicionalmente, el trabajador solicito en la instancia judicial la declaratoria que la renuncia fue un acto simulado por el empleador y que por tanto procedía la ineficacia y el reintegro por cuanto había sido engañado por el empleador para que suscribiera una renuncia elaborada por la misma y que no logro cotejar porque es una persona analfabeta.

El contexto del retiro se dio en una reunión en el que fueron convocados todos los trabajadores con padecimientos de salud o de alta edad y la empresa procedió a explicar la situación económica que tenia por la existencia de una plaga o enfermedad que se encontraba afectando las plantaciones de palma y explican los beneficios que tendría para su renuncia como era una bonificación en dinero, la cobertura de las obligaciones laborales y el reconocimiento de su pensión de invalidez, dado su patología de origen laboral.

El trabajador, expuso que no tuvo forma de validar la información entregada el  contenido del documento, que solo le fue leído por la empresa, a tendiendo que es una persona no sabe leer y escribir y apenas sabe dibujar su firma y su acto de confianza en lo dicho por los directivos de la empresa, mediante promesas y engaños en su contra, sumado a pesar de su condición de analfabeta no se le permitió exhibir el documento ante alguna persona que leyera y comprobara lo indicado en el documento, después a su firma de la renuncia, la empresa acepta por escrito la renuncia y exige su ratificación que nunca fue efectuado de su parte.

 

Por otra parte, se expone que el trabajador tuvo un accidente de trabajo y con diagnostico no especificados de los discos intervertebrales con radiculopatía, con reubicación en varias ocasiones, dado que no podía soportar un peso superior a 15 Kl y que tuvo una perdida de capacidad laboral de parte de la ARL del 17,4% y que posteriormente ascendió al 30.9%

En la primera instancia fue resuelta a favor del trabajador por cuanto se declara la existencia de la relación laboral en los extremos de inicio y de terminación, el demandante estaba amparado de fuero estabilidad laboral reforzada de salud y que su despido resulta ineficaz, ordena el reintegro del trabajador al cargo que venia desempeñando o de igual categoría y condena el pago de salarios, prestaciones sociales, aportes a seguridad social integral y el pago de la indemnización de 180 días de salario, sin embargo en el recurso de apelación interpuesto fue resuelto en segunda instancia por el tribunal y determina revocar el fallo judicial al resolver el jurídico, dado que la renuncia presentada por el trabajador no tuvo vicio de consentimiento, y que estos deben estar debidamente acreditados, por tanto no opera una presunción automática.

En la valoración de la segunda instancia de parte del Tribunal, se evaluó la carta de renuncia del trabajador, la respuesta de la empresa a la renuncia del trabajador que exigía su ratificación atendiendo su estabilidad laboral reforzada, sumado a la valoración del interrogatorio de parte del trabajador al validarse la circunstancias de modo y tiempo y lugar en la reunión que fue citado y que finalmente accede a firmar antecedida de una oferta de dinero, que considera el despacho judicial que no es constitutiva de vicios del consentimiento y que no consigno ninguna situación que viciaría su ausencia de voluntad.

La Corte Suprema de justicia, Sala laboral al resolver el recurso de casación emite al respecto los siguientes análisis:

  • A pesar de que el trabajador firmo la carta de renuncia, no era posible pasar desapercibido que se trata de una persona iletrada como se observa en la cedula de ciudadanía y anotación que el empleador dejo registro en la misiva de respuesta a la renuncia, por tanto era indispensable una persona de confianza del trabajador, es decir un acompañante ajeno a los directivos de la empresa, para la ilustración del verdadero contenido de los documentos de los que firmo su nombre.

 

  • Si bien considera que se parte del principio buena de fe de los contratantes, existen caso que en alguno de los suscribientes se encuentra en desventaja respecto del otro. Y que dicha condición especiales no son desconocidas por el legislador en tanto el artículo 826 del Código de Comercio, regula lo relacionado los escritos y firmas, y que de acuerdo con la normatividad, la firma a ruego es un mecanismo diseñado para validar el consentimiento de las personas que no saben leer, ni escribir o encuentran imposibilitadas para ello, y que esta integrada a las personas analfabetas, a pesar que fue puede trazar formas que representen aceptación de ciertos contenidos, requiere un acompañamiento y ratificación de un tercero, en la medida que no tiene el conocimiento necesario para entender los signos y palabras que reposan en el escrito que deriva consecuencias jurídicas. Así esto implica la lectura a viva voz su aceptación, de ello se dará fe dos (2) testigos garantías de lo que consta en el documento, coincide con lo leído de viva voz.

 

  • Expone la CSJ, la tesis jurisprudencial de la Sala civil del 12 de marzo de 2010, radicado 5565 versa sobre la suscripción de documentos privados de carácter mercantil, tiene una finalidad del mecanismo para evitar engaños y abusos de la persona que no sabia firma o sabiendo creer en el contenido que escucho y no era.  Si bien en todos los casos no es necesario su signo personal por las limitaciones intelectuales y física, no se puede impedir la participación de una persona en el tráfico jurídico, si es el caso que la persona no sabe firmar, otra a petición de aquella, podía hacerlo en su lugar a ruego, procedimiento implica la fe dos (2) testigos e imprimiendo en el documento las huellas digitales o plantares del otorgante y el cumplimiento de las demás formalidades que indica el articulo 826 Código de Comercio.

 

  • La carta de renuncia elaborada por el empleador y firmada por el trabajador carece de validez, dado la ausencia probatoria de conocimiento del suscribiente del texto por no haber escuchado de viva voz su contenido y percibido por un medio diferente al escrito una explicación clara y precisa de las consecuencias jurídicas de la renuncia y a pesar cuente la firma del trabajador analfabeta adolece de las exigencias del articulo 826 del Código de Comercio y que se fundamente en una renuncia que no fue fruto del consentimiento del trabajador.

 

  • El escenario verdadero fue un despido sin justa causa y la renuncia no fue un acto voluntario por parte del trabajador y la empresa no demostró ningún acto que comprobara la magnitud de percatarse del acto jurídico que suscribía.

 

La CSJ casa sentencia a favor del trabajador y en sede instancia ratifica su reintegro ordenando en primera instancia con todo el pago de acreencias laborales e indemnización.

 

Fuentes:

  • Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación laboral SL 761 de 2024
  • Radicado 97061 del 10 de abril de 2024
  • Articulo 826 del Código de Comercio
  • Sala civil del 12 de marzo de 2010, radicado 5565

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474, escríbenos vía e-mail a info@ochgroup.co o vía Whatsapp al 3012085777.

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.