Saltar al contenido
OCH Elite Banner

Cómo el incremento del salario mínimo afecta la economía y su crecimiento

OCH Blog impacto del salario mínimo

Este contenido es producido por OCH Group, Independent Member de GGI en Colombia.

El incremento del salario mínimo es una variable que tiene un importante efecto en la inflación y por ende en el desarrollo de la economía como un todo. Veamos como se espera el efecto de esta variable.

La definición del salario mínimo en Colombia tiene, como todos los años, un papel protagónico para millones de personas y hogares, pero será especialmente clave para el futuro de la economía en lo que se viene para 2024.

No es gratuito, por ejemplo, que desde la Junta Directiva del Banco de la República se mencionara que esta es una de las variables que dominarán el accionar de la política monetaria del país en el corto plazo. Esto “de tal manera que su aumento no exceda de forma significativa la variación anual del IPC en 2023” y teniendo en cuenta “las ganancias en poder adquisitivo que se obtuvieron en 2023 y que se esperan en 2024 como resultado de la caída prevista de la inflación”.

En la práctica, el Banco de la República aseguró que la cifra que definida por el Gobierno de manera unilateral deberá mirar más allá del bolsillo de los trabajadores.

 

Importancia del salario mínimo de 2024 en Colombia

De hecho, en las minutas de la más reciente reunión, la Junta lo calificó como el riesgo más inmediato de cara a lo que pueda pasar con las tasas de interés, por cuenta de que Colombia tiene una economía “altamente indexada”.

En otras palabras, si hay un incremento muy fuerte del salario mínimo para 2024, el banco central podría frenar la bajada de tasas de interés que comenzó en diciembre y que llevó los tipos desde 13,25 % a 13 %.

Así lo señaló el director de Fedesarollo, Luis Fernando Mejía, quien afirmó que, si bien es poco probable que vuelvan a subir las tasas, sí podría aplicarse un “freno de mano” en su reducción. Y coincidió con la Junta del emisor en que esto se daría, porque en Colombia, hay un grupo importante de bienes y servicios que están atados a ese indicador. En consecuencia, podría generarse un nuevo aumento de precios y de allí que el Banco de la República “seguramente” tendría que poner una pausa a esa reducción de tasas de interés.

 

Riesgos de un alza de gran magnitud

Si se da un escenario diferente -con un alza salarial moderada-, para Mejía, no hay duda de que el Banco de la República seguirá bajando el costo del dinero durante la primera mitad de 2024 y dándole un respiro al crecimiento económico.

Detrás de esta previsión existe un riesgo latente y es que la inflación -que ha venido bajando y se ubica en 10,15 % anual a noviembre- frene su caída y vuelva a subir, pero también que se genere un impacto negativo sobre la generación de empleo formal en la economía.

Por un lado, el director de Fedesarrollo afirma que, este año, a diferencia de los dos anteriores, no hay espacio para que el salario mínimo incremente muy por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y, por ende, un alza fuerte del salario mínimo tendría consecuencias no solo en el proceso de moderación de los precios sino un deterioro en el mercado laboral durante 2024.

 

Efectos en el empleo y el desempleo

Lo anterior se da, por cuenta de que se generarán mayores costos para el sector privado, la generación de empleos formales se ralentiza, e incentiva a que las personas abandonen su búsqueda de empleo en condiciones y se vuelquen a la informalidad, donde la remuneración es más baja y las condiciones más adversas.

Es más, Luis Fernando Mejía indicó que los fuertes incrementos de 2021 y 2022 que fueron, 10,07 % y 16 %, respectivamente, generaron mayores costos fijos al sector empresarial colombiano y presionaron la creación de puestos formales en la economía.

Según cifras del DANE, entre enero y octubre de 2022, 3,7 millones de personas tenían ingresos de un salario mínimo mientras que, en el mismo periodo del 2023, esta cifra se redujo hasta 2,5 millones.

 

En tanto, aquellos que recibían menos de este valor pasaron de 9,6 millones a acercarse a 10,5 millones.

Si bien aumentos muy grandes benefician particularmente a quienes poseen un empleo formal, también se convierten en una barrera de acceso para quienes aspiran a encontrar un empleo formal y que remuneran menos de un salario mínimo, cerca del 50 % de la población ocupada”, dijo el experto de Fedesarrollo.

Y agregó que no sorprende que aumentos de gran magnitud “hayan conducido a que aumenten la proporción de personas que se ganan menos de un mínimo, porque los ingresos no se mueven por decreto”.

Finalmente, los expertos en los bancos dicen que, “en una economía que se está desacelerando, un incremento muy significativo en el costo de mano obra puede hacer que las compañías no tengan la capacidad de transferir dicho incremento al mercado porque la demanda no va bien; y eso puede generar un incremento en el desempleo sobre todo en los sectores que son intensivos en mano de obra no calificada”.

 

Fuente:

  • Capital Inteligente, Bancolombia, Diciembre 2023

¿Necesitas este servicio o nuestra asesoría?

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474, escríbenos vía e-mail a info@ochgroup.co o vía Whatsapp al 3012085777.

Etiquetas

Compartir este Post en:

Si este tema es de tu interés, requieres este servicio o nuestra asesoría, contacta al experto. Llámanos en Medellín al 6042666474 o vía Whatsapp al 3012085777.